3 formas de cocinar marisco: barbacoa, vapor y horneados

Si hay algo en lo que todos coincidimos es que el marisco está delicioso en cualquier receta y cocinado de diferente forma. Lo más complicado quizá es saber exactamente cuánto tiempo cocinar cada pieza de marisco o cómo debes hacerlo para que salga sabroso.

¿Quieres aprender a cocinar el marisco como los gallegos?

Hoy te damos algunos consejos de cómo puedes hacerlo con tres opciones diferentes: al vapor, al horno o a la parrilla. ¡Pruébalas todas!

cocinar marisco gallego
Aprende a cocinar marisco gallego

Cocer el marisco al vapor

Cada marisco es preferible cocinarlo al vapor de una forma según el tipo que hayas comprado. A algunos hay que cortarles la cocción para que la carne esté más tersa y se pele mejor y otros, hay que vigilar el tiempo exacto que están hirviendo.

Nécoras al vapor

En el caso de las nécoras, te recomendamos que si las compras vivas, las introduzcas en la olla cuando el agua está todavía fría y una vez que empiece a hervir, con 7 minutos es suficiente.

Buey de mar al vapor

Lo mismo ocurre con el buey de mar, si no quieres que pierda las patas en la cocción, ponlo previamente en agua fría. En el caso de este último, el tiempo que debe estar en la olla es de unos 12 minutos.

Bogavante al vapor

El bogavante es uno de los mariscos que tarda más en cocinarse al vapor, unos 20 minutos desde que el agua empieza a hervir con él ya introducido en la olla.

Cigalas, camarones y percebes al vapor

¿Te apetece comprar una mariscada gallega? Por ejemplo, si vas a preparar cigalas al vapor hay que cortarles la cocción con agua fría, así que para ello hay que introducir las cigalas en la olla hirviendo y al cabo de 2 minutos meterlas en agua con hielo. Lo mismo ocurre si vas a cocer camarones, solo que en este caso debes sacarlos cuando lleven solo alrededor de un minuto en agua hirviendo. También necesitan solo un minuto de cocción los percebes, aunque en este caso no se les rompe la cocción con agua fría, al revés, hay que comerlos siempre calientes.

Marisco al horno en su punto

Utilizar el horno para cocinar es una de las formas más fáciles que hay de hacer recetas deliciosas y, por supuesto, con el marisco también lo es. Tienes que precalentar el horno, poner el marisco sobre la parrilla (con papel sobre ésta) y meterlo a potencia máxima (alrededor de los 200º). Es importante que las piezas del marisco nunca estén unas por encimas de otras para que se hagan todas por igual.

Gambones, gambas y langostinos al horno

Sobre el tiempo que deben estar en el horno, varía dependiendo del tipo de marisco. Por ejemplo, los gambones es recomendable que estén un cuarto de hora, pero si son gambas más pequeñas entre 10 y 12 minutos. Los langostinos y cigalas también son mariscos perfectos para cocinar en el horno servidos simplemente con sal o hacer un aliño de acompañamiento.

Buey de mar relleno y al horno

Una de las delicias que debes probar al horno es el buey de mar, especialmente relleno de tus ingredientes preferidos: con gambas, gratinado, con huevo duro picado…

Mejillones al horno

Pero también puedes meter al horno otro tipo de mariscos, como los mejillones. Una vez que estén cocidos, te recomendamos que los introduzcas en el horno durante 8 minutos, gratinándolos o con aliño de ajo, aceite y perejil.

Marisco a la barbacoa

Si te encanta el marisco a la plancha, cuando lo pruebes a la barbacoa no querrás comer otra cosa. La verdad que aunque solemos relacionar más las brasas con la carne, tanto el pescado a la brasa como el marisco están deliciosos. Los gambones y los camarones no pueden faltar en la próxima barbacoa que organices.

Marisco a la brasa, marisco a la barbacoa, marisco a la parrilla

Puedes poner cualquier marisco gallego, incluido calamares, chipirones o pulpo. Eso sí, en estos casos es mucho más complicado acertar en cuanto a la cocción exacta. Para que no se queden duros no debes quitarles el ojo de encima y repartir bien las brasas para que llegue a toda la parrilla por igual.

¿Por qué optar por hacer el marisco a la brasa?

En primer lugar porque es muy sencillo, solo tienes que prepararlas y poner la parrilla con el marisco controlando el tiempo exacto. Pero es que además el resultado es delicioso, distinto a otras formas de cocción, potencia más el propio sabor a mar. Los mejillones, navajas, bígaros o almejas los puedes hacer en su propio jugo, sin dedicarle casi tiempo a cocinar, solo a disfrutar el paladar.

Comprar marisco para cocinar

Si te hemos abierto el apetito y mañana quieres probar a hacer alguna de estas opciones, solo tienes que hacer tu pedido de marisco online a través de nuestra web o por teléfono y lo tendrás en 24 horas.

Accede a la pescadería online, elige los pescados o mariscos que prefieras y paga con tarjeta o transferencia. Lo recibirás donde tú nos digas: tu domicilio, tu casa de vacaciones, la vivienda de un familiar… Si tienes cualquier duda o quieres hacer el pedido directamente con nosotros, puedes llamarnos al teléfono 976 939 056 y te ayudaremos a resolver tus dudas.

Escriba y presione Enter para buscar

Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.